economía, política y cultura de Asia
Martes, 23 de julio de 2024
noticia

China regatea a los demócratas de Hong Kong

China ha aceptado finalmente, tal como marca la Ley Básica de Hong Kong, que el máximo dirigente del territorio sea elegido por sufragio universal en 2017, pero solamente entre los candidatos que Pekín autorice, una jugada poco inteligente que genera dudas sobre su verdadera voluntad para respetar el axioma "un país, dos sistemas".  

Hong Kong LegcoHong Kong Redacción 01/09/2014

Un comité, que los demócratas de Hong Kong sospechan fundadamente que reflejará los intereses de Pekín, dictaminará qué candidatos pueden presentarse a las elecciones a jefe del ejecutivo de Hong Kong, que en 2017 por primera vez, tal como establecen los compromisos adquiridos por Pekín para la retrocesión de la colonia, será elegido por sufragio universal directo.

Pekín ha tirado de astucia sin entender que en la antigua colonia, a diferencia del resto de China, imperan la libertad de expresión y de prensa, por lo que la población puede denunciar públicamente lo que considera una inaceptable artimaña para neutralizar la elección de un máximo dirigente de manera genuinamente democrática.

Así lo han hecho algunos diputados del campo demócrata ante el delegado del Comité Central Chino que ha intentado explicar en la ex colonia por qué Pekín quiere tutelar el número y el nombre de los candidatos a jefe del ejecutivo.

Uno de los argumentos es el de la posible aparición de candidatos populistas, algo que Pekín se asegura de evitar con el filtro previo. El de los populistas y el de todo aspirante cuyo programa de gobierno no sea del gusto y preferencias del poder central chino.  

Cómo superar la "democracia orgánica"

Se lee y se escucha en Occidente a menudo la cantinela del dragón comunista que va a acabar con las libertades que el Reino Unido había dejado en Hong Kong en 1997. Producto del desconocimiento o de un anticomunismo primario --olvidado por cierto a menudo cuando se trata de los negocios--, esta contraposición entre libertades occidentales versus dictadura comunista china dista mucho de resolver la realidad hongkonesa.

Para empezar, es mentira, literalmente, que Hong Kong fuera una democracia en los años de dominio británico, más de 150 años. Nunca tuvo un parlamento local elegido por sufragio universal ni mucho menos un máximo mandatario del territorio. Downing Street decidía quién era el gobernador de Hong Kong, el representante de Su Majestad en el territorio.

El último gobernador, Chris Patten, alentó la democratización progresiva recogida por la Ley Básica a medida que se acercaba la fecha de la retrocesión, el 1 de julio de 1997. 

La aspiración democrática ya existía y con el tratado de retrocesión firmado en 1984 entre el Reino Unido y la República Popular China se fue incrementando en consonancia con la mayor madurez de una sociedad crecida en la tradición occidental que se veía reintegrada, sin poder dar su opinión, en la China comunista.

De ahí que sin molestar excesivamente a Pekín, los demócratas hongkoneses hayan puesto en valor siempre que han podido, en la calle y en las instituciones, los valores de una sociedad gobernada por el imperio de la ley, es decir, con las garantías de una justicia independiente, pilar de las libertades en las viejas democracias europeas y, en este caso sí, gran y valuosísima herencia dejada por el colonizador.

En este sentido, recientemente Pekín ha enviado señales a Hong Kong y, por extensión al mundo, que no son nada esperanzadoras.

El gobierno central ha venido a decir que espera de los jueces de Hong Kong sentencias en consonancia con los intereses patrios.

La merma de libertades en la prensa y la opinión pública, aunque no sobre el papel pero sí por la presión política de Pekín, solamente puede dañar la imagen de la ex colonia como ciudad liberal en la que mantener una plaza financiera de primer orden.

China no se atreve con el experimento democrático

Hong Kong estaba, probablemente todavía está, llamado a ser el territorio donde experimentar con un embrión de democracia en China.

El hecho es que China, sin experiencia democrática a escala nacional, no ha aprendido a manipular un electorado a favor de su candidato preferido y opta por asegurarse el tiro con un filtro previo que impide dar a la elección del jefe del ejecutivo de Hong Kong todo viso auténticamente democrático.

Que la democracia y China no son incompatibles lo prueba el ejemplo de Taiwán, que durante los años noventa del siglo pasado completó una transición modélica.

Evidentemente no se pueden comparar magnitudes ni idiosincrasias y ni Taiwán es toda China, ni Hong Kong es Taiwán, ni China es solo Hong Kong?

Pero una sociedad como la china, con un notable nivel de libertad individual, similar al de países plenamente desarrollados, no puede aplazar permanentemente la asignatura pendiente de la democratización, de la participación de los ciudadanos en su política, una responsabilidad que ahora recae exclusivamente en el Partido Comunista y, más concretamente, en una cúpula muy reducida de dirigentes que se pueden contar con los dedos de una mano.

En Hong Kong en particular, ignorar el desafío demócrata, regatearlo, engañar con la táctica de cambiar sufragio universal por filtro de candidatos, no va a hacer desaparecer este reto.

Probablemente al contrario. En Hong Kong, una sociedad madura, compleja, abierta, estable y envidiablemente dinámica, punta de lanza del éxito económico chino sobre el que cabalga la legitimidad actual del Partido Comunista, la negación de la evidencia solamente puede agrandar la distancia entre la población local por un lado y Pekín y sus adláteres locales por otro.

El regateo de Pekín a las aspiraciones democráticas de Hong Kong es una mala noticia para el territorio, para su condición de plaza financiera privilegiada del desarrollo chino y, en definitiva, es una mala noticia para la propia China, porque genera dudas sobre el respeto al axioma "un país, dos sistemas" y, en definitiva, demuestra falta de confianza en un posible liderazgo no basado en la represión de las aspiraciones políticas.

 

Comentarios
Añadir comentario
*
*

* Campos obligatorios
asia, país a país
filet separador 400
 sin titulo
Suscripción
Sigue desde asiared...
 sin titulo
VIIISimposio_Imagen
filet separador 400
boletines de asiared.com
Boletín electrónico de Asiared
OEC asiared negocios
titulares asiared negocios
asia más cerca asiared negocios
Síguenos en...
    http://www.asiared.com/es/img2/2014/06/linkedin-logo-2crev-4641.PNG       
Ticker asiared
Ticker de Asiared
ebooks de asiared
 sin titulo
Título de la imagen
100 consejos léalo en ebook
Dossier: El sueño de China
Accede a + información en…
 sin titulo
asiaredpymes
asiared también en tu móvil
Versión Iphone
asiared de ...
Asiared de cine
asiared de libros
asiared de viajes
asiared de negocios
fotogaleria
Texturas en el sur de China
asia en
qué le ofrece asiared
Zona inferior
Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información