economía, política y cultura de Asia
Martes, 17 de mayo de 2022
noticia

China, a vueltas con la ley y el orden

China se propone ser gobernada desde el respeto de las leyes establecidas en la Constitución, según el plenario del Comité Central del Partido Comunista celebrado en Pekín. Pero sucede que en China, respetar el texto de la constitución choca con el mantenimiento del orden y en definitiva amenaza la supervivencia del régimen. Las contradicciones del modelo chino se ponen de manifiesto en las calles de Hong Kong.
Xi Jinping presidente China asiared 01/11/2014

En otoño, cada año, se reúne el Comité Central del Partido Comunista chino para definir las grandes líneas políticas, económicas y sociales por donde debe discurrir el presente inmediato y el futuro a corto y medio plazo de la República Popular.

En esta ocasión, Pekín ha anunciado que los dirigentes comunistas se proponen impulsar una aplicación real de los preceptos garantistas ya inscritos en la Constitución china en materia de justicia y derechos humanos.

La declaración de intenciones casa bien con la persistente y tenaz campaña anticorrupción del presidente Xi Jinping puesto que debería servir para frenar los abusos.

Pero sobre todo encaja todavía mejor con el reforzamiento de la figura Xi como gran líder frente a sus rivales políticos.

En este sentido, una aplicación más al pie de la letra de las leyes que garantizan la defensa de los derechos humanos permitirá a la cúpula dirigente china neutralizar los desmanes de la justicia local que con decisiones injustas provoca a menudo estallidos sociales.

De propagarse a escala nacional, estos brotes de descontento popular frente a los abusos podrían acabar amenazando la legitimidad del poder comunista, basada en la paz social que garantiza el nuevo bienestar económico.

A más poder para la justicia central, más poder en las manos del presidente Xi Jinping.

Sin embargo, el reforzamiento del imperio de la ley, al reforzar la autoridad y liderazgo de Xi Jinping, no resuelve el gran reto de la apertura política pendiente de China.

En el caso de Hong Kong, que sí disfruta de un amplio régimen de libertades, la China de Xi Jinping se encuentra con serias dificultades para ejercer su autoridad y se ha limitado a intentar presionar.

Simplemente a dar a entender que la última palabra la tiene Pekín, aunque el peso de la gestión de los asuntos de la antigua colonia lo deja recaer en sus autoridades.

A finales de este mes de octubre se conocía la salida del empresario hongkonés James Tien de la Conferencia Consultiva Popular de la República Popular China.

La cámara no tiene poder legislativo pero sirve para hacer llegar al gobierno de Pekín inquietudes e intereses de la sociedad que el poder comunista debería atender si no quiere verse contestado en las calles.

El que se mueve no sale en la foto

La salida de Tien de la Conferencia Consultiva Popular se debe a sus críticas al Jefe Ejecutivo de Hong Kong, Leung Chun-ying, precisamente cuando Pekín había instado a un apoyo incondicional a este político, considerado por los estudiantes como un títere del gobierno central.

Conclusión, el que se mueve no sale en la foto, y James Tien, fiel aliado de Pekín, abandonaba la Conferencia fruto de las presiones.

Hasta el momento, Pekín ha evitado caer en la tentación de intervenir directamente contra los manifestantes de la Revolución del Paraguas.

Porque China se encuentra en Hong Kong, abiertamente y bajo la mirada del mundo, con una de sus grandes contradicciones.

Asegura que está dispuesta a ampliar los márgenes de la democracia en la antigua colonia, por lo que acepta la elección del Jefe Ejecutivo por sufragio universal en 2017, pero introduce un filtro previo de los candidatos que le da, al final, control absoluto sobre quién va a ser su hombre en el territorio.

Y además, si acaba siendo elegido bajo esta fórmula, Pekín podrá afirmar que su hombre tiene el aval democrático, por sufragio universal, de los habitantes de Hong Kong.

Forzosamente, el invento no ha funcionado en una sociedad familiarizada con las libertades de las que goza una democracia del primer mundo, a excepción hecha precisamente de la posibilidad de elegir libremente a sus gobernantes.

Los estudiantes se sumaron al movimiento Ocupa Central y desde finales de septiembre se han mantenido firmes en las calles del territorio para exigir el sufragio universal sin trabas ni filtros en 2017.

Ni por la fuerza ni vía negociación las autoridades de Hong Kong han conseguido que levantaran su colorista campamento ni que se fueran a casa con sus paraguas.

Diálogo y transparencia

Otra de las contradicciones en este difícil, sino irresoluble conflicto entre orden y respeto por las leyes, es la necesidad de garantizar la transparencia en la gestión de los asuntos públicos.

En este sentido, Hong Kong ha dado otra lección en el proceso de diálogo iniciado por las autoridades, por una parte, y los líderes estudiantiles y el movimiento Ocupa Central por otra.

La televisión retransmitía en directo y sin censuras el cruce de opiniones, acusaciones, reproches y exigencias entre uno y otro campo.

No es que no existan precedentes de algo semejante, incluso en China.

De hecho, los líderes del movimiento prodemocrático de Tiananmen llegaron a reunirse con la cúpula dirigente china en 1989 en las semanas anteriores a la decisión de las autoridades comunistas de aplastar la Primavera de Pekín.

Pero en Hong Kong, con las garantías de libertad de expresión e información que establece la fórmula "un país, dos sistemas", las conversaciones entre el gobierno y los líderes estudiantiles han podido ser seguidas en directo en pantallas gigantes por el público en general y por los manifestantes en las dos principales áreas de ocupación, Admiralty, delante de la sede del gobierno de Hong Kong, y en el barrio popular de Mongkok.

En el resto de China, la televisión pública ofrecía escasos planos del diálogo en Hong Kong y no recogía las peticiones de los estudiantes.

Y lo que es más importante, no solamente es el hecho que la transparencia acompañe el diálogo, sino la seguridad jurídica que ampara a los estudiantes frente a eventuales arbitrariedades y abusos por parte de las autoridades.

Ya se vio en el inicio de las protestas a finales de septiembre. El uso de la fuerza por parte de la policía de Hong Kong provocó gran indignación en el territorio.

Democracia con características chinas

El reto, pues, es conjugar libertades y respeto a los derechos humanos con el mantenimiento del orden y del control total del poder por parte del Partido.

Sobre el papel, es un oxímoron. Sobre el papel, en la teoría, en la lógica, el respeto de las leyes y de los principios constitucionales debería traer las libertades a China. Es decir, implicaría el fin del sistema autoritario basado en la omnipresencia y omnipotencia del Partido Comunista.

Pero en China se ha construido un capitalismo de características chinas, y no está demostrado, porque no lo han intentado todavía, que no sea posible una "democracia con características chinas", ese supuesto sistema que los dirigentes chinos reclaman para su país, democracia sí, pero no al estilo de Occidente.

En realidad, a nivel de laboratorio político, por calificarlo de alguna manera, ha funcionado en Singapur, una democracia controlada por un partido hegemónico que siempre está en el poder.

Otra cosa es que dichas fórmulas puedan servir para la que debe ser en pocos años la primera economía del mundo con una población de 1.400 millones de almas y multitud de intereses y aspiraciones divergentes.

A juzgar por la resiliencia del desafío democrático en Hong Kong, Xi Jinping no lo tiene fácil. La aspiración democrática en China existe, es evidente.

Otra cosa es que el Partido Comunista pueda conseguir intercambiar bienestar por libertades para garantizarse la paz social y política y mantenerse así en el poder en una democracia con características chinas.

Comentarios
Añadir comentario
*
*

* Campos obligatorios
asia, país a país
filet separador 400
 sin titulo
Suscripción
Sigue desde asiared...
 sin titulo
VIIISimposio_Imagen
filet separador 400
boletines de asiared.com
Boletín electrónico de Asiared
OEC asiared negocios
titulares asiared negocios
asia más cerca asiared negocios
Síguenos en...
    http://www.asiared.com/es/img2/2014/06/linkedin-logo-2crev-4641.PNG       
Ticker asiared
Ticker de Asiared
ebooks de asiared
 sin titulo
Título de la imagen
100 consejos léalo en ebook
Dossier: El sueño de China
Accede a + información en…
 sin titulo
asiaredpymes
asiared también en tu móvil
Versión Iphone
asiared de ...
Asiared de cine
asiared de libros
asiared de viajes
asiared de negocios
fotogaleria
Texturas en el sur de China
asia en
qué le ofrece asiared
Zona inferior
Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información