economía, política y cultura de Asia
Martes, 17 de mayo de 2022
noticia

China muestra su poderío militar para conmemorar el 70 aniversario del final de la II Guerra Mundial

Xi Jinping muestra al mundo el gran poder militar de China al mismo tiempo que insiste en su papel pacífico y anuncia el recorte de 300.000 efectivos en el ejército. El gran desfile militar, con el que conmemora el 70 aniversario del final de la II Guerra Mundial, pretende escenificar el importante papel de China en el mundo.

China 70 aniversario II Guerrra Mundial asiared 03/09/2015

No se han escatimado medios para esta gran presentación internacional. Ha habido invitados de alto rango como el presidente de Rusia, Vladimir Putin, la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, el de Venezuela, Nicolás Maduro, o el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Se ha organizado una impresionante parada militar en la que han participado unos 10.000 soldados del Ejército Popular de Liberación y un millar de destacamentos de otros países que también sufrieron la guerra como Pakistán, Bielorusia, Laos o Camboya.

China ha exhibido lo último de su armamento (misiles, carros de combate, tanques…), incluida una exhibición aérea con 200 aviones de combate.

La segunda economía del mundo utiliza este escaparate para presentar las armas que puede vender.

Aunque en Pekín se han organizado 14 desfiles militares, siempre han sido con motivo del Día Nacional.  Ésta es la primera vez que se realiza uno para celebrar el fin de la II Guerra Mundial y ha sido una iniciativa del presidente Xi Jinping.

Parece una apuesta por reforzar su liderazgo como hombre fuerte del país. La puesta en escena ha presentado a Xi Jinping, vestido con el llamado traje mao, rodeado de mandatarios internacionales y pasando revista a las tropas en solitario.

El acto también ha estado diseñado para reforzar el mensaje nacionalista y reivindicar el papel del Partido Comunista en la contienda que oficialmente denominada Guerra de Resistencia del Pueblo Chino contra la Agresión Japonesa y la Guerra Mundial contra el Fascismo.

China se ha esforzado en mostrar su importante contribución en la lucha contra los japoneses. Estos días los medios chinos no han parado de recordar que el 70% de los soldados japoneses muertos en la contienda lo hicieron en suelo chino y que se calcula que unos treinta y cinco millones de chinos perdieron la vida durante la ocupación japonesa y la guerra.

El discurso del presidente Xi Jinping ha remarcado que la victoria contra los japoneses fue la primera victoria del pueblo chino contra las invasiones y agresiones extranjeras, y que el Partido Comunista supo unir al pueblo en una lucha de liberación con el sacrificio y el sufrimiento de millones de personas.

En el acto no ha faltado la presencia de veteranos de guerra y sus familias en lugares destacados de la ceremonia.

También ha recordado que el "ejército está formado por los hijos e hijas del pueblo y su función es servir al pueblo". Y ha insistido en que China mantendrá una actitud pacífica y nunca buscará la hegemonía o la expansión sobre otros pueblos


Pekín paralizada

El desfile militar ha paralizado la capital china. Desde la noche del martes 2 de septiembre algunas de las calles del centro de la ciudad han quedado cerradas al tráfico, también se han cerrado varias paradas de metro e incluso en algunas zonas cercanas al desfile se ha prohibido la entrada o salida de viviendas particulares durante las horas que ha durado la ceremonia.

El contaminado aire de Pekín se ha limpiado con un eficiente programa que sólo un régimen autoritario puede llevar a cabo: Desde el 21 de septiembre circulan la mitad de los coches en Pekín, todas las obras en la ciudad están paralizadas y se han cerrado miles de fábricas.

La preocupación por la seguridad ha hecho que aparezcan soldados o policías por toda la ciudad, desde las esquinas a las entradas de metro, y se ha movilizado más de ochenta mil voluntarios instalados visiblemente en las calles.


La economía y el accidente de Tianjin, sombras sobre el gran evento

Aunque el gobierno chino ha conseguido que el cielo de Pekín luzca de un azul brillante, un lujo para la población castigada por la contaminación, no ha podido evitar que las dudas sobre su economía o el grave accidente de Tianjin desluzcan un evento pensado para ensalzar el nacionalismo, potenciar el papel de China en el mundo y coronar la figura de Xi Jinping como gran líder de la nación.

Sin embargo, la espesura de esos nubarrones repercute más en la imagen internacional de China que en la opinión pública interna.

La caída de las bolsas y la depreciación del yuan son temas que ni aparecen en las portadas de los medios de comunicación chinos y que en el día a día de la población no se aprecian como importantes

La devaluación de la moneda china ha provocado grandes reacciones en los mercados internacionales, pero en realidad la caída ha sido muy baja, un 5% en total, y organismos como el FMI la habían solicitado ante la fuerte apreciación que había experimentado desde principios de año.

Y es cierto que las bolsas chinas se han desplomado, pero teniendo en cuenta que habían subido un 150% en el último año, una bajada del 40%, no deja de ser relativa. El porcentaje de particulares que juegan a bolsa sigue siendo muy bajo en proporción al total de la población.

La desaceleración de la economía china afecta a las perspectivas de crecimiento de la economía global y al mundo financiero internacional, pero a nivel interno parece que existen otras preocupaciones.

Un caso distinto es el del grave accidente en el puerto de Tianjin. Una vez más se mezclan corrupción política y sobornos para saltarse la ley con el resultado de un grave accidente que pone en peligro la vida de la población.

Los incendios y sucesivas explosiones en el puerto de Tianjin, además de matar a más de 139 personas y dejar medio millar de heridos, han puesto de manifiesto que se almacenaban sin control sustancias químicas muy peligrosas, como el cloruro de sodio.


El grave accidente demuestra que no se seguían los protocolos de seguridad para manipular los productos tóxicos, ni se respetaban las distancias mínimas que debía de haber entre los contenedores y las zonas habitables.

No es la primera vez… se acumulan demasiados casos en que los intereses económicos y los amigos políticos van de la mano y provocan accidentes, intoxicaciones letales o graves problemas medioambientales.

En esta ocasión, incluso los medios de comunicación oficiales han reaccionando denunciando la falta de información de las primeras horas y la necesidad de transparencia ante los temores de la población a la contaminación del aire o a la lluvia ácida.

La figura del primer ministro, Li Keqiang, ha quedado algo dañada por la falta de reacción en las primeras horas.

El gobierno, consciente de las quejas ciudadanas, ha anunciado nuevas medidas legislativas y una inspección a nivel nacional de las empresas químicas. A cuatro semanas del accidente, once funcionarios han sido acusados por la fiscalía de negligencia y doce directivos de la empresa donde se originó el incendio permanecen detenidos. 

Comentarios
Añadir comentario
*
*

* Campos obligatorios
asia, país a país
filet separador 400
 sin titulo
Suscripción
Sigue desde asiared...
 sin titulo
VIIISimposio_Imagen
filet separador 400
boletines de asiared.com
Boletín electrónico de Asiared
OEC asiared negocios
titulares asiared negocios
asia más cerca asiared negocios
Síguenos en...
    http://www.asiared.com/es/img2/2014/06/linkedin-logo-2crev-4641.PNG       
Ticker asiared
Ticker de Asiared
ebooks de asiared
 sin titulo
Título de la imagen
100 consejos léalo en ebook
Dossier: El sueño de China
Accede a + información en…
 sin titulo
asiaredpymes
asiared también en tu móvil
Versión Iphone
asiared de ...
Asiared de cine
asiared de libros
asiared de viajes
asiared de negocios
fotogaleria
Texturas en el sur de China
asia en
qué le ofrece asiared
Zona inferior
Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información